Asteriscos.Mobi
Marcos Peña: "No hay ninguna cuestión política para que el Papa no visite el país"
En su primer conferencia del año, el jefe de Gabinete dijo que el sumo pontífice no necesita "invitación" para venir a la Argentina
16 de enero de 2018
En su primera conferencia de prensa de 2018, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, fue consultado sobre la decisión del papa Francisco de postergar la visita a la Argentina.

"Hay que entender su misión como líder espiritual, más en un país como el nuestro con amplia representación católica. Obviamente sería buenísimo para todos que pudiera venir, pero respetamos sus tiempos", dijo el jefe de ministros sobre la gira del Sumo Pontífice en Chiel y Perú.

"Nosotros no consideramos que haya ninguna cuestión política en la no visita a la Argentina. La Argentina es su casa, es su tierra. Él no necesita invitación. Él considerará cuál es el mejor momento", expresó.

"Lo esperamos con el corazón abierto, con los brazos abiertos. Es muy importante tomar dimensión histórica, el valor que significa tener un Papa argentino. Entender que no es nuestro Papa, sino el Papa de todos, y tenemos que tratar de evitar llevarlo al terreno político", completó.

En la conferencia, además, informó que el Gobierno no va a convocar a sesiones extraordinarias en febrero, cuando se esperaba que se tratara la reforma laboral. También, abordó temáticas como los recortes de los cargos políticos, el aumento de las naftas y las causas contra Hugo Moyano.

"Vamos a anunciar en las próximas semanas una nueva organización de Ley de Ministerios, que va a reflejar esa reducción. De mínima va a ser de 20%, pero puede ser mayor. Es un esfuerzo que tiene que hacer todo el sector político en materia de austeridad. Hay que ver todas las cosas que se pueden mejorar, sobre todo con los costos de la política", aseguró Peña sobre la reducción de los cargos políticos.

Sobre el aumento de las naftas, dijo: "Aumenta el petróleo a nivel internacional. Se está trabajando con el sector para ver la mejor forma de construir una política de transparencia y competencia para que afecte de la menor manera el bolsillo de los argentinos, pero los costos son los costos".

"No consideramos que ningún sindicalista, ni ningún sindicato sean un escollo para la Argentina. Valoramos el sindicalismo. Y valoramos también las muchas cuestiones que hemos podido trabajar en conjunto para generar una agenda de desarrollo", expresó el funcionario sobre las casusas contra Hugo Moyano.