Asteriscos.Mobi
Pérez Volpin: la anestesista culpó al endoscopista
Nélida Inés Puente dijo que no fue informada de una posible lesión y por eso pensó, en un principio, que se trataba de una reacción alérgica de la paciente
7 de junio de 2018
A cuatro meses de la muerte de la periodista y legisladora Débora Pérez Volpin en el Sanatorio La Trinidad, este jueves a la mañana fue el turno de declarar de Nélida Inés Puente, la anestesista, quien se presentó en el juzgado de la calle Lavalle y negó la acusación del endoscopista sobre su culpabilidad.

Preguntada por el juez que si el endoscopista Diego Bialolenkier no vio ni la hemorragia ni la lesión (pese a tener un instrumento que le permite ver y reparar cualquier lesión), dijo: "Cuando retira el endoscopio Bialolenkier no me dijo nada sobre una posible lesión y/o diagnóstico sobre que ocurrió. Por ello, inferí inicialmente que podría tratarse de una reacción alérgica".

El juez le recordó a Puente que el endoscopista dijo, en su descargo, que él no perforó y que actuó perfectamente y que no sabe el por qué de la desaturación, y que todo lo que ocurrió fue a consecuencia de la actividad de los demás profesionales (todas las lesiones y traumatismos y cuadro de insuflación que la dejó en el estado en que llegó a la morgue judicial). Ante esto, la anestesista respondió: "Cuando la paciente desatura ya estaba inflada (hasta ese momento sólo había colocado monitores y cánula nasal). Cuando le saca el mordillo, la paciente ya tenía aire y su piel crepitaba. Y eso se lo hice notar a mi colega. Esto era evidente para cualquier persona. Sólo estábamos nosotros".

Preguntada sobre si le encuentra explicación al cuadro que ocurrió, dijo que concluye que "hubo una perforación en el esófago por donde ingresó aire" y que "no hay otro lugar por donde entre aire pueda pasar al mediastino, sino por la lesión y por el aire insuflado del aparato endoscópico".